20 de enero de 2022

Exigen informes por el choque de dos subtes de la Línea A

El diputado Juan Manuel Valdés (FdT) presentó en la Legislatura porteña un pedido de informes para obtener más detalles acerca del accidente ocurrido el pasado miércoles.

Tras las denuncias por falta de mantenimiento de la red de subterráneos, el legislador del Frente de Todos (FdT), Juan Manuel Valdés, presentó en la Legislatura de la Ciudad un proyecto de resolución a través de la cual buscará conocer los motivos por los que dos trenes de la Línea A colisionaron el pasado 3 de noviembre en la estación Primera Junta.

En ese sentido, el peronista buscará conocer “qué sucedió la tripla Fiat Materfer que descendió sin control por la rampa que comunica la estación Primera Junta con el Taller Polvorín” y la causas por las que Metrovías “no reportó la colisión de manera inmediata a la Junta de Seguridad en el Transporte para que iniciara la investigación correspondiente”.

También indaga los motivos por los que estaban los coches Fiat Materfer en la Línea A cuando prestan servicio en la Línea E; también prevé conocer la antigüedad de las mismas, si estaban desasbestizadas, cuando serían reemplazadas esas unidades, entre otros puntos.

En los fundamentos de la medida, el legislador planteó que “la grave colisión ocurrida el 3 de noviembre de 2021 en la línea A podría haber terminado con víctimas fatales, aunque, afortunadamente, no fue este el caso” y recordó que “hace poco más de un año, el 20 de octubre de 2020, otro siniestro ocurrió en la línea E cuando se rompieron los bogies de un coche General Electric de origen español fabricado en la década de 1960. En esa ocasión, el tren se salió de su trayectoria sobre las vías y se montó sobre el borde del andén, provocando cuantiosos daños sobre las instalaciones de la estación Independencia y sobre la formación misma. Nuevamente, ‘de milagro’, no hubo víctimas fatales”.

“Asimismo, cabe recordar que en el año 2019 la línea E sufrió varios incendios en componentes eléctricos que obligaron a los trabajadores a realizar evacuaciones de las formaciones en medio del túnel, teniendo que caminar los pasajeros rodeados de humo y peligro”, añadió y concluyó advirtiendo que “estos siniestros son el claro resultado de la desinversión en material rodante por parte del grupo Roggio, el concesionario del Subte, y la falta de control del Poder Ejecutivo de CABA al respecto. Por el contrario, el GCBA premió al grupo Roggio otorgándole quince años más de concesión, aunque ya no bajo el nombre Metrovías sino Emova Movilidad”.

Fuente Parlamentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.