Una isla llamada San Luis

por Patricia Fortino

Alberto Rodríguez  Saá.

Gobernador de San Luis. Sumados a los años de gobierno de su hermano Adolfo, los Rodríguez Saá gobiernan la provincia desde 1983.

En charla con la Asociación de Comunicadores por Internet (ACAPI) el Gobernador habló de su provincia desde las políticas de desarrollo que fueron impulsadas para levantar ese lugar que, además de hermosos paisajes, tiene una población que no emigra, que se arraiga y que para eso, cuenta con oportunidades para decidir.

Octubre 27 de 2020

Martín García –presidente de ACAPI- lo invita a contar en charla con los periodistas convocados por plataforma virtual, sobre el modelo San Luis. Así comenzó el relato: “Cuando llegamos en 1983 Adolfo dijo, Nos van a echar por peronistas pero no por pelotudos”.

Entre aquel desembarco a la gobernación y la San Luis virtual de hoy se hicieron muchas obras y se tomaron muchas decisiones, casi nunca fáciles pero con la convicción de trabajar para los puntanos, sus destinos y la constitución de una provincia posible de ser elegida como lugar en el mundo.

Para cuando el retorno de la democracia, San Luis era una provincia sin industrias, sin escuelas, sin servicios, con tres hospitales para sus casi 77 mil km² de superficie.

La imagen de las madres despidiendo a sus hijos que se exiliaban a Buenos Aires u otras provincias en busca de oportunidades de trabajo era una: “Las familias y nosotros, todos sabíamos que no volverían”.

“Lo primero que se hizo: un presupuesto equilibrado. Un presupuesto deficitario es para preguntarse ¿quién paga el déficit? Presupuesto equilibrado da posibilidades de conversar con todos los sectores. Garantizar estabilidad laboral, entre los temas más importantes”.

Y el peronismo siempre presente, en sus frases y en su gestión: “No tener deuda genera independencia económica y soberanía política”.

También contó sobre Ley de reparación histórica para San Luis, La Rioja y Catamarca, una normativa que permitió pensar en desarrollo productivo, en crear una provincia más allá de lo agrícola, ganadera que (en pocas dimensiones) era su destino.

“Hicimos una gran promoción industrial. Tuvimos, por primera vez, trabajadores industriales”.

Viviendas para todos, es una consigna vigente y activa: “En pandemia entregamos 1000 viviendas. Sobre una población de 500 mil habitantes (en la actualidad) hemos hechos más de 60 mil viviendas”.

Plan de inclusión social: Es universal. Se inscribe todo aquel que no tiene trabajo. Se anotan y comienzan a trabajar. Este plan se incorporó a la Constitución provincial. Se reconoció a los pueblos originarios, con sus derechos sobre la tierra, tan disputada en todo el territorio nacional.

Escuelas generativas. El arte a partir de un punto genera una obra de arte. A la escuela van a jugar.

El docente ayuda en el proceso educativo, y de alguna manera conduce. Por ejemplo: Con el mundial los docentes enseñaron geografía, historia y demás ciencias a partir de un interés como el fútbol. La obligación del docente es acompañar al chico todo  el período escolar.

Hoy todos los parajes tienen su escuela secundaria. Los anglosajones tienen este método de acompañar por toda la escuela a los alumnos.

Salud: “Empezamos por darles 1 botiquín a cada paraje. Ramón Carrillo es el abanderado de la salud pública, decía que las enfermedades la produce la pobreza. Hoy hay más de 140 hospitales. Hechos sin deuda. Con nuestro presupuesto”.

Obras de infraestructura: San Luis tiene el 50% del total de las autopistas de la Argentina.

El Gobernador no solamente habló de gestión, también habló de política. Contó sobre su Hay 2019. Surgió así dijo: “Los gobernadores peronistas reunidos luego de las elecciones de 2017 concluyeron no hay chances en el 2019 e hicieron un programa de cómo llevarse bien con Macri”.

Si de todo puede hablarse, de todo habló Alberto Rodríguez Saá. San Luis no es una isla según su geografía, pero lo parece.