Se equivocó la paloma

Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Archivos - Año 2013

En boca del poeta es una frase hermosa, pero la escena es del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez en la Ciudad de Buenos Aires. "Cuando se desarmaron los ductos del termotanque, encontraron bien adentro un nido de palomas", dijo Graciela Reybaud, ministra de Salud porteña. Con esta explicación (palabras más o menos) la responsable del área en el Ejecutivo de Mauricio Macri echó sobre “las palomas” la responsabilidad del monóxido de carbono que afectó a 43 personas en el Hospital.

Mientras esto pasa por falta de mantenimiento y no por una “travesura de palomas”, la ciudad afectó del presupuesto local al Hospital General de niños Ricardo Gutiérrez la suma de $ 454.377.989.- para el año 2013 de un total de poco más de 8 millones destinados al Ministerio de Salud porteño.

Los números no son más que números si no se los pone en contexto. En materia de seguridad (Policía Metropolitana) el incremento del presupuesto este año 2013 con respecto al pasado fue de un 29%, y en salud fue 16,5%. Ahí los números van tomando significación, ¿no? Sobre todo si los comparamos con lo destinado al mismo rubro en años anteriores.

Grafiquemos lo dicho. El cuadro que sigue, nos muestra el porcentaje del gasto total destinado a salud. Años 2000-2012. Ciudad de Buenos Aires.

Para comprender el financiamiento de la salud pública de la Ciudad es necesario preguntarse también en qué se gasta ese monto. Los datos presentados más arriba muestran que la Ciudad de Buenos Aires destinó históricamente la mayor parte del gasto en salud a los pagos de salarios del personal, aunque durante la gestión de Macri alcanzó el valor más alto (70% en promedio del total).

“De los recursos de salud suele destinarse un 10% a inversiones de capital, reparaciones y equipamiento, y todo el resto a la compra de insumos”, precisó Martín Morgenstern, doctor en economía, profesor de la Universidad I-Salud y miembro de la Asociación de Economistas de la Salud (AES). Fuente: Chequeado.com

Si seguimos buscando por dónde y por cuánto el Gobierno de Macri piensa que es importante la Salud Pública, nos vamos a enfermar, digamos.

Mientras tanto, pesos más, pesos menos, la culpa de la intoxicación con monóxido de carbono que afectó a 43 personas (15 familiares, 15 integrantes del personal de salud del hospital y 13 neonatos) en el Hospital Gutiérrez, la tuvo la paloma.

Por favor hagamos algo para que en el presupuesto 2014 no se baje el porcentaje destinado a Salud para aumentar presupuesto a campañas-programas para exterminar palomas. Digo, viniendo de Macri, no sería raro.

 





Redes Sociales de Megafón