Corte y pegue

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Archivos - Año 2013

Desde Anaximandro que hablamos de “injusticia”

Desde que Anaximandro, aquel filósofo de Mileto, considerado el primer científico por usar la experimentación como método de demostración allá por el siglo VI a.C., lo dijo, es que venimos hablando de “injusticia”, y antes también, supongo.

Para cada abogado, juez, condenado, señalado, víctima, desposeído, existe una injusticia distinta. Algo así como que en la academia dicen: “la mitad de la biblioteca”.

Entonces caeremos en la consabida necesidad de aplicar justicia para subsanar la injusticia antedicha.

Y ahí se nos caerán todos los códigos en la cabeza para tratar de convencernos de que cada injusticia está encuadrada en un marco de derechos y deberes establecidos por los juristas de época y aplicados por los hombres en cada sociedad con las normas jurídicas regulatorias de los mismos derechos y obligaciones que se van corriendo a sí mismos una y otra vez. ¿Confuso? Sí.

Cuando se habla en terminología técnica puede confundirse un poco. Tal vez por eso muchas veces se habla a la “polis” con palabras difíciles.

Para redondear: “Si tiene cola de perro, cara de perro, ladra como perro, ¡es un perro!”, diría un filósofo mucho más contemporáneo a nosotros.

En estos días hemos pasado a ser espectadores de un show mediático-judicial casi al estilo del Tribunal del Imperio Romano pero con más farsa.

¿Cuál es el juego?

¿Convalidar que el Estado Argentino es una parte en igualdad con un grupo empresario?

¿Deslegitimar al Poder Legislativo Nacional dando lugar a la invalidación de una ley sancionada por los representantes del pueblo y de las provincias elegidos por el voto popular?

¿Reconocerle al Poder Judicial su “privilegio” por sobre los demás Poderes del Estado?

¿Ignorar lodebatido durante un año, en 24 foros que se desarrollaron en distintos puntos del país, con una propuesta de proyecto de ley basada en veintiún puntos presentados por la Coalición por una Radiodifusión Democrática en 2004?

¿Desprestigiar al Poder Ejecutivo representado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que promulgóesta Ley el 10 de octubre de 2009 reemplazando a la Ley de Radiodifusión 22.285, que había sido promulgada en 1980 por la dictadura cívico-militar, autodenominada Proceso de Reorganización Nacional y se había mantenido vigente desde entonces?

Los hombres y mujeres del vulgo somos más simples a la hora de hablar de justicia. Y los “Supremos” nos fastidian con sus modas y sus modos y su manera soberbia de resolver por encima de las voluntades de todos los argentinos.

A pesar de sus sapiencias ignoran que las voces no se callan con fallos judiciales. Podrán intentarlo, pero callarnos jamás.

 

ORACIÓN A LA JUSTICIA

María Elena Walsh

Señora de ojos vendados

que estás en los tribunales

sin ver a los abogados,

baja de tus pedestales.

Quítate la venda y mira

cuánta mentira.

Actualiza la balanza

y arremete con la espada,

que sin tus buenos oficios

no somos nada.

Lávanos de sangre y tinta,

resucita al inocente

y haz que los muertos entierren

el expediente.

Espanta a las aves negras,

aniquila a los gusanos

y que a tus plantas los hombres

se den la mano.

Ilumina al juez dormido,

apacigua toda guerra

y hazte reina para siempre

de nuestra tierra.

Señora de ojos vendados,

con la espada y la balanza

a los justos humillados

no les robes la esperanza.

Dales la razón y llora

porque ya es hora.

 

Ley 26.522 Servicios de Comunicación Audiovisual

 

 





Redes Sociales de Megafón