Ley de medios para todos

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Archivos - Año 2012

A todos y todas: A Megafón nos denunciaron por spam, por tanto estuvimos demorados en nuestros envíos de correo. Nos demoraron, solamente eso. No aflojamos. Seguramente nos denunciaron los que "quieren preguntar" o los que los apoyan, o los que se molestan con la democracia de los medios y la Ley que nos pone a todos por igual. Tal vez nos denunciaron los que ya no pueden lavar dinero. Es posible que nos denunciaran los que "piden que la Justicia sea independiente" porque tienen a su Jefe político PROcesado. No importa quien o quienes fueron, apenas nos demoraron unos días. Seguiremos laburando para hacer de la información una herramienta popular. Paciencia compañeros/ as, siempre volvimos, hemos vuelto de cosas peores...


Medios, monopolios y… otras yerbas

por Adolfo Márcovich Pellegrini

Todas las voces, todas…

Los medios han sido por años, recursos democrático-ciudadanos neutralizadores de los abusos del poder. En todo Estado los poderes están sujetos a imperfecciones conducentes a yerros, algunos democráticamente premeditados, hecho que ocurre en estados autoritarios, donde el poder político es único y principal responsable de amordazar libertades y avasallar Derechos Humanos. Ello no traduce la idea de que debamos avalar la trampa artera, la mala fe ó el engaño legalizados.

Un ejemplo clásico lo exhibe Estados Unidos, donde si bien, las leyes son votadas democráticamente, ello no las exime de la comisión de errores. En la Unión (ó desunión ? ) Europea, Francia exhibe la vergonzosa condena en el Caso Dreyfus, con muy tardío remedio. La UE no puede precisamente jactarse de la asepsia de sus leyes, y como prueba fehaciente, baste examinar su legislación cuasi racista en torno del inmigrante indocumentado. La cultura del chicle expuesta por nuestros lejanos hermanos del norte, su parlamento votó por años, leyes discriminatorias para los afroamericanos, y en este mismo Siglo XXI, es a ciudadanos de origen musulmán a quienes se agregan. Ver el Acta Patriótica (Patriotic Act) un mezquino producto jurídico mal habido de las andanzas bélicas en Irak y hoy, Afganistán.

Es, en este tipo de democracias sui generis, en el cual periodistas y medios asumieron como prioritario, la denuncia de todo tipo de violaciones a los Derechos Humanos. Esta actitud cultural, conlleva el costoso precio de cientos de miles de vidas humanas. También lo vemos hoy y casi a diario en México, en Guatemala, donde el número de desaparecidos durante la gestión de frágiles gobiernos constitucionales y prolongadas dictaduras militares, sobrepasa las 120.000 almas, sin soslayar una Honduras del "valetodo", lugares estos donde los atentados, secuestros, asesinatos y desapariciones son "ocurrencias normales".

La esencia del sentido cívico de los medios, sumada a la hombría de bien del periodista honesto, conformó la idea de un llamado Cuarto Poder, el cual supo representar en algún tiempo y medida, a los carentes de voz, para expresar sus disidencias y opiniones, asumiendo representatividad ciudadana a través de su crítica ó rechazo, en el democrático contexto de debatir y discutir decisiones arbitrarias que afectaban la reputación y libertad de inocentes, por lo general, indefensos.  Implementada la globalización, suministramos antídotos para los flagelos que englobaban algunos millones, (mejor no mencionar horrorosas estadísticas) como el del hambre, el desempleo, plagas como el ébola, Sida, Gripe H y resucitación de la Fiebre Amarilla , todas ellas ricos nutrientes de la industria farmacéutica norteamericana.

Por lo previamente expuesto, debemos concluir que el Cuarto Poder, carece de significado y autoridad alguna,  y su función de contrapoder, se remite a un sello de goma y su utilidad asemeja a la de una bocina en un avión, y si bien, esta aseveración podrá parecer precipitada, pero como en un teorema racional, establecida la hipótesis, analicemos una tesis tendiente a su demostración.

Un sencillo análisis de la instrumentación del "fenómeno globalizador", léase hoy en lugar de Hombre por Hombre, Hombre por Hambre, muestra evidencia de como fue tomando cuerpo este especulativo sistema de especulación industrial y financiero asfixiante, cuya finalidad primordial consiste en el enfrentamiento entre Mercado y Estado, Servicios Públicos y Servicios Contratados, Individuo y Sociedad, lo íntimo y lo colectivo, Egoísmo y Solidaridad.

Este sistema lo digitan amos económicos universales, dueños de empresas globales, cuyo peso en negocios y finanzas supera el poder de gobiernos y estados. Cada año convergen en Davos, un camuflaje de Foro Económico Mundial, rediseñando políticas con sus secuaces, como el FMI, la OMC y el Banco Mundial. Es allí donde tuvo lugar el cambio de estructuras en el área de los medios, diversificándolos en conglomerados, léase News Corp (Murdoch), Viacom, Time Warner, Microsoft, France Telecom, Disney, General Elecric, Enron, y una cinta sinfín de etcéteras.

Comprar el diario, escuchar radio ó ver televisión, implica en segundos apenas, que el hombre hoy digiere una provisión de todos estos servicios de comunicación masiva, provenientes de sociedades mediáticas universales, con expansiones derivadas de los constantes cambios tecnológicos, que conducen invariablemente a englobar con voracidad a medios tradicionales, radioemisoras, prensa gráfica y televisión, junto a los sectores de cultura de las masas, de la comunicación y de la información, en tiempos menos oscuros, autónomos, sistemas diversos que se trocaron para conformar un único y gigantesco régimen, en el que se torna difícil sino imposible, descubrir actividades concernientes a la cultura de las masas, la comunicación, ó la información. En este Cambalache Siglo XXI, resta distinguir que estas empresas mediáticas gigantes, productores en cadenas de símbolos, entremezclan televisión, cine, dibujos animados, CD musicales, DVD, edición, parques temáticos estilo Disneylandia, deportes, etc.etc, identificando dos variantes características. Digitan la redacción, la imagen, el sonido, diseminando contenidos en variedad de canales, prensa escrita, radio, televisión, cable o satelital, vía Internet y a través de todo tipo de redes.

Esta masificación es la mundialización de medios de comunicación, e información masiva.  Ocupados en manejar y cuidar de sus emporios, estos monopolios no se proponen como objetivos cívicos, ni denunciar abusos contra el derecho, ni corregir disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político, y menos aún, erigirse en Cuarto Poder. De resultas, se impone estructurar un poder que nos intitule, -como la Ley de Medios que orgullosamente ostentamos-  a resistir como fuerza cívica ciudadana el abusivo dominio del monopolio ó monopolios dominantes, un poder basado en la sistemática denuncia de los superpoderes oligopólicos, de medios de comunicación, cuya misión no es la de informar y diseminar información sino la canallesca estrategia de desinformar inseminando en la mente del lector, oyente y televidente, las presuntas verdades de la globalización, con sus recetas que generan la sumisión de soberanías, la dignidad y calidad de vida de gobiernos y pueblos enteros.

Estos son los auténticos y genuinos infamantes monopolios, serviles y cómplices hegemónicos de esquemas y lineamientos que apuntan a reducir el planeta a una mera servidumbre de intereses.

Estamos hablando de los mismos que legitimaron el golpe en Honduras, como lo intentaron por 48 horas en Venezuela, Son los mismos que gestan la gran estafa que ahora llaman "crisis" en Grecia, España, que hace días escasos inyecto millones de Euros en el Banksia, el banco de Rodrigo Rato, a quien bien conocemos,  formidable aventurero delincuente que lo llevó a la quiebra, y a toda una Europa virtualmente parapléjica gracias a la magia globalizadora. Los ideólogos, son la cáfila delictiva de salón, que hoy posa como poder mediático, concentrando sus pautas y proyecciones en limitar y suprimir toda reivindicación popular con miras al poder político. Y si no, basta recordar al payasesco Silvio Berlusconi, monarca del mayor emporio comunicacional de Italia, que lo elevó al poder.

De aquí surge la perentoriedad de desarrollar ideas y reflexiones que habiliten al ciudadano a exigir de los medios, códigos de ética, verdad y respeto a políticas que permitan actuar a sus periodistas, acorde a su conciencia y formación profesional y a no ser meros escribas funcionales a la falacia de los patrones que los digitan. Los monopolios siempre han de argüir la falta de Libertad de Expresión, pero lo que jamás puntualizarán son la crucial diferencia entre Libertad de Prensa y Libertad de Empresa.

Debemos concluir que solo la verdad, es la que legitima  la información, y que la censura, es el genocidio del pensamiento que mata por conspiración de silencios.

Canta conmigo canta, hermano americano…


“No hay mayor seguridad jurídica que todos cumplan las leyes”


Con la lupa de nuevo sobre el accionar policial


El caldo de cultivo


Con respuestas que aclaran poco y nada


Acusan a Macri de tener "a un barra como titular de la Agencia Gubernamental de Control"


Vidal responsabiliza al arquitecto y a la empresa constructora por el derrumbe en Caballito


Discursos de la Presidenta


Una decisión fundamental


Acto de entrega de microcréditos sociales


“No hay mayor seguridad jurídica que todos cumplan las leyes”, aseguró la Presidenta


Cristina Fernández dijo estar "orgullosa de formar parte de un proyecto colectivo de reparación de derechos”


Cristina anunció cambios en la facturación de la telefonía móvil


Página 12. 25 años


Pedidos vecinales entregados a Macri y a la Legislatura

el 17 de agosto de 2010, luego de la tragedia de Villa Urquiza

1) Modificación del Código de Edificación incluyendo una nueva inspección en el momento del pozo. (Ley 3.562).

2) Creación de un registro de reincidencias . Y aplicación de sanciones a los profesionales. (Nada hecho).

3) La instrumentación de un expediente único   que englobe todas las instancias de la obra, sus incidencias y denuncias. Y la publicación de toda esa información en la página de la Ciudad. (La parte de la publicidad está parcialmente en la Ley 3.562).

4) Inmediata modificación del Código de Planeamiento Urbano   que limite a un máximo de 6 metros la altura construible en pasajes, a 12 metros en calles y a 24 metros en las avenidas de la Ciudad de Buenos Aires. Salvo donde sea menor la altura en la actualidad, donde se respetara la actual altura. (Nada hecho).

5) Solicitamos la disolución de la Dirección General de Fiscalización y Control de Obras ( DGFyCO ) y su reemplazo por un nuevo organismo con personal llamado por concurso y descentralizado. Bajo la conducción de la Comunas. (Nada hecho).

6) Pedimos la suspensión de todas las obras comenzadas en los últimos 6 meses . Y su posterior re- inspección y adecuación a la nueva normativa. (Nada hecho).

7) Correcta implementación del registro de empresas demoledoras. (Nada hecho).

8) Significativo incremento de los montos de las multas monetarias y de las sanciones sobre las matriculas .   (Está parcialmente en la Ley 3.562 pero ni las multas ni las sanciones son significativas).

9) Reglamentación de la Ley 1.227 de Protección del Patrimonio Cultural. (Nada hecho).

10) Solicitar a los Consejos Profesionales la nacionalización de las sanciones. (Nada hecho).

 





Redes Sociales de Megafón